Sígueme
SeguridadPaciente

Caminante...

Sálvese quien deba:
La seguridad del paciente

Directivos y gestión del riesgo sanitario

Mientras preparo las maletas para viajar hacia Santiago de Compostela para asistir al XV Congreso de AEGRIS (es difícil gestionar tu maleta cuando partes de 25 grados con un sol espléndido y nos va a recibir la ciudad monumental con una máxima de doce grados y, naturalmente con lluvia), haga un leve repaso a una de las principales herramientas con que cuenta la disciplina de la seguridad del paciente para poder disminuir la incertidumbre en que se desenvuelven los actos asistenciales. No tiene más pretensión esta entrada que realizar un simple recorrido "llano" por el concepto de la gestión de los riesgos sanitarios. Al mismo tiempo quiero dejar claro que aunque creo que la seguridad de los pacientes es cosa de los profesionales y que debe involucrarse en la cultura de los mismos y extenderse en un dirección de abajo arriba, es necesario que se involucren los equipos directivos para que tengan éxito las estrategias y programos que abordemos. Me explico o lo intento. 

AEGRIS: estamos en la dirección correcta

La Asociación Española de Gestión de Riesgos Sanitarios y Seguridad de los pacientes que tengo el honor de presidir y en cuya génesis formé parte muy activa junto a otros compañeros de singladura, nació en el año 1998 con unos objetivos que aún mantiene en sus estatutos y que son los de cultivar y fomentar el estudio y mejor conocimiento de las materias relacionadas con la gestión de riesgos sanitarios y la seguridad de los pacientes, facilitar el ejercicio de estas actividades a sus miembros (e interesados) así como su desarrollo profesional, la formación continua de los mismos, promover contactos e intercambios profesionales y realizar cualquier tipo de actividades que contribuyan a la mejora de la calidad de los servicios sanitarios en el Estado Español y a la seguridad de los usuarios y profesionales de los servicios sanitarios. La concepción actual y objetivo principal de la gestión de riesgos sanitarios es la mejora de la calidad asistencial mediante la disminución de circunstancias que pueden causar daño al paciente en relación con los servicios prestados.

Navegando entre efectos adversos, errores y complicaciones

Hoy es fiesta en Murcia (bando de la huerta) y me atrevo con esta nueva entrada. Su pretensión es clara: precisar términos que se utilizan de manera continua en el ámbito de la seguridad del paciente aunque, a veces, de manera no adecuada. Vamos a ello.
La frontera entre eventos adversos evitables e inevitables no es neta, impermeable, ni estable sino más bien difusa, porosa y dinámica. Los avances de la ciencia y el desarrollo tecnológico desplazan constantemente estos límites: lo que ayer era inevitable, hoy no lo es. Y al contrario, la resistencia a los antibióticos con el consiguiente incremento de las infecciones nosocomiales puede considerarse un ejemplo paradigmático de retroceso técnico.

Con la mochila de peregrino repleta

De ilusiones, ganas y fortaleza para seguir aportando al terreno de la Seguridad del Paciente. Continuar el camino iniciado hace ya más de quince años. Pero sobre todo asombrado de los excelentes profesionales que trabajan en este ámbito en la Comunidad Autónoma de Galicia y lo bien que lo están realizando.  Tras nuestro paso por la monumental ciudad de Santiago de Compostela, cruce de caminos y cuna del saber, estamos más que satisfechos del resultado final de del XV Congreso de AEGRIS celebrado los pasados días 11 a 13 de abril.

Sálvese quien deba, no quien pueda

Me lanzó al ruedo de los blogs; sabiendo que existen innumerables, muchos muy buenos, ¿qué objetivos busco con este que hoy ve la luz? Desde luego no serán ambiciosos. No poseo el don de la genialidad ni se me ocurren a menudo ideas brillantes. De estos escritores ya existen y da gusto leerlos. La mejor característica que me define es la constancia y dedicación. Mi profesión, como gustaba decir a mi padre, médico de despacho.