Sígueme
SeguridadPaciente

Caminante...

Sálvese quien deba:
La seguridad del paciente

Choca esos cinco

Un apretón de manos es una forma de comunicación no verbal, en la que dos manos son aferradas una con la otra. Su propósito es demostrar buenas intenciones. Generalmente es considerado inapropiado el rechazar un apretón de manos y en la mayoría de los círculos sociales se espera que aquella persona con el mayor estatus social sea quien lo inicie. En Occidente se practica ese saludo al encontrarse y al despedirse o cuando se termina un acuerdo y suelen hacerse varias sacudidas. El apretón de manos es un vestigio que queda del hombre de las cavernas. Cuando dos cavernícolas se encontraban, levantaban los brazos con las palmas a la vista para demostrar que no escondían ninguna arma. Fue utilizado en su forma moderna por primera vez por los cuáqueros (RAE) ingleses en el siglo XVII. El resultado del apretón de manos es el que cada uno transmite al otro un sentimiento de respeto y de simpatía, de buena educación, confianza, calidez y honestidad. Por tanto se trata de una costumbre social arraigada en nuestra sociedad. 

Volver, volver

El otro día participé en Alicante en una mesa redonda sobre seguridad quirúrgica organizada por la Sociedad Española de Enfermería en Cirugía en el contexto de su 4º Congreso que llevaba por título "Humanización y Evidencia en los Cuidados". Felicitar a la organización @SEECIR por la calidad científica que allí transmitió (escuché parte de las sesiones ya que se emitió en directo). Una tremenda satisfacción personal poder conocer a algunas personas con las que compartes muchas ideas en la red, te mueven similares intereses profesionales y te caen simpáticos, aún sin conocerlos. Entre otros, al gran Xosé Manuel Meijome @EnferEvidente, un enorme profesional y un grandísimo defensor y creyente convencido de la seguridad del paciente. A la par, volver a coincidir en (lo que yo denomino) una gala, con mi amigo y admirado Profesor Jesús Aranaz, un verdadero referente en seguridad de los pacientes en España y a nivel internacional.

Broncas

Se viene escribiendo con cierta frecuencia en los últimos tiempos sobre el silencio y la escasa transparencia existente en el ámbito de los errores médicos, cuestión ésta que comparto con determinadas apreciaciones. Que nuestro sistema de salud (y el de otros países) es opaco en su estructura y funcionamiento resulta muy veraz y evidente; muy pocos conocen su maquinaria interna y, mucho menos, la exteriorización de determinadas pautas de vital importancia para los ciudadanos. Es muy difícil o imposible conocer los indicadores de calidad, en general de un centro sanitario, sea hospital o centro de salud; muchos menos visibles son las tasas de mortalidad de un Servicio, de una determinada intervención quirúrgica, los éxitos esperables de un tratamiento farmacológico, los indicadores de incidentes con o sin daño ocurridos, y un largo etcétera que todos los interesados en la seguridad de los pacientes, tenemos muy presente.

Tecnolatría

Término ampliamente utilizado en la ciencia de la administración y poco aplicado en el campo de la salud a pesar de su vigencia y actualidad. Podría decirse que tecnolatría es el desorden de la técnica y una veneración incondicional, no exenta de utopismo, hacia sus capacidades o posibilidades. Según palabras de Ernesto Sábato se trata de la deificación de los éxitos científicos. Se refería a la ciencia y la tecnología que han robotizado al ser humano. Es cierto que el avance del ser humano en general y de la medicina, en particular, viene condicionado por el desarrollo de la ciencia y la tecnología. ¿Qué entendemos por tecnología? Se puede definir como la aplicación del conocimiento con el objeto de resolver problemas para que las sociedades progresen. Muchos son los factores que influyen en la puesta en marcha de esos avances. Ya dijo Einstein: "Es extraño que la ciencia, que antes parecía inocua, se haya convertido en una pesadilla que hace temblar a todo el mundo". Podemos ejemplarizar tan magnífica sentencia con la bomba atómica, la contaminación ambiental, etc.