Sígueme
SeguridadPaciente

Caminante...

Sálvese quien deba:
La seguridad del paciente

Rexupero esta antigua entrada escrita el verano pasado y no se muy bien porqué no publicada. 

Solo pretendo debatir sobre algo tan interesante y tan poco discutido en este tipo de foros informales pero muy atractivos por la difusión que obtienen.

Estados Unidos es uno de los países más caros en términos de recursos sanitarios empleados y, sin embargo, obtienen unos escasos beneficios en términos de resultados de salud para los pacientes según puede constatarse en numerosos estudios que se han publicado.

Pero parece existir un ámbito dónde puede que sea más efectivo en determinadas condiciones (aparentemente); nos referimos al  campo de la seguridad de los pacientes, y en una comparativa en relación al Reino Unido.

Un estudio publicado en el año 2011 por la UK National Confidential Enquiry into Patient Outcome and Death (NCEPOD) analiza los datos quirúrgicos de 18.565 pacientes quirúrgicos intervenidos el año anterior (2010) en una estudio prospectivo de una semana.

La mortalidad obtenida fue de 1,6% a los 30 días siguientes a la cirugía. En esta serie, los autores constatan que la mortalidad postoperatoria se centra en aquellos pacientes clasificados como de alto riesgo que representan el 20% sobre el total del conjunto, pero con una mortalidad 4 veces superior. En gran medida este porcentaje viene explicado por el retraso o ausencia de  traslado del paciente a la unidad de reanimación.

Otro estudio publicado en la revista LANCET en 28 países europeos durante el año 2010 confirma esta tendencia y aporta unos datos de mortalidad en torno al  4%. Una utilización mayor y más sistemática de las unidades de reanimación en Estados Unidos de América que en el modelo de salud europeo pudiera explicarlo o ser un indicador muy significativo para justificar esta variabilidad.

El porcentaje de pacientes que fallecieron en el Reino Unido en 2001 tras intervención quirúrgica fue del 8.5% antes de ser ingresados en las unidades de reanimación; si se compara con el sistema americano se observa que para la misma época de estudio, las admisiones en reanimación fueron 7 veces superiores (61% de pacientes).

Claro que esta mayor seguridad derivada de los ingresos en unidades de reanimación tiene un coste quizás demasiado elevado. El coste en el año 2005 de una estancia en la unidad de reanimación superaba en EE.UU la cifra de 35.000 dólares; durante el año 2012 las estancias en reanimación representaron un 4% del total del presupuesto de salud, casi un punto del PIB.

Podemos, pues, discutir si ese dinero está bien empleado, sobre todo cuando es aplicado en pacientes terminales o con pocas posibilidades de recuperación.

cirugía-del-dinero-dólar-22561000

Os dejo el enlace al artículo que no deja de demostrar que la seguridad de los pacientes debe ser preferente en los objetivos de cualquier sistema de salud ya que se trata de una exigencia social de primera magnitud. Espero vuestras expertas opiniones.

Neuman M., Fleisher L. Evaluating outcomes and costs in perioperative care ? JAMA Surg, 2013, 148, 10, 905-06 Enlace aquí

 

You have no rights to post comments