Sígueme
SeguridadPaciente

Caminante...

Sálvese quien deba:
La seguridad del paciente

Existen muy pocas clasificaciones de hospitales sea cual sea su ámbito de ordenación; que uno sepa el HR Web (http://www.rankingdehospitales.org) que publica información sobre hospitales de Latinoamérica, España y Portugal; el America’s Best Hospitals publicado por US News (http://health.usnews.com/sections/health/best-hospitals) u Hospitales Top 20, en España, realizado por IASIST (http://www.iasist.com/iasist.htmlque se fundamentan, sobre todo en parámetros de valoración social tales como opinión de los usuarios respecto a la asistencia, clasificación en base al modelo organizativo o de gestión, reputación de sus especialistas o funcionamiento del centro. En el área de seguridad de pacientes analiza 8 indicadores sacados de la agencia oficial norteamericana AHRQ y un indicador sintético de seguridad clínica.
 
Hospital Safety Score es una valoración en escala de los hospitales estadounidenses que tiene como objetivo que las aseguradoras y los ciudadanos dispongan de información contrastada de la seguridad clínica que ofrece cada uno de los hospitales del sistema. Resume 26 parámetros, es promovido por "The Leapfrog Group", una asociación independiente y sin ánimo de lucro que fue creada por un grupo de empresarios preocupados por los costes adicionales de los errores médicos, de las infecciones nosocomiales y de las complicaciones evitables. Sus “saltos de rana” pretende alcanzarlos a través del benchmarking.
 

Pero ninguna clasificación de centros es de fácil acceso y puede ser bien entendida por los ciudadanos para que pueda ser utilizada como elección de centros sanitarios en función de su buen funcionamiento o excelencia en su actividad y su seguridad.

¿Qué le puede importar sobre todo a un ciudadano cuando acude a un centro sanitario? En primer lugar conocer y entender el riesgo inherente a un ingreso y las posibilidades razonables de éxito o fracaso de su tratamiento.

¿Imaginas que si te tienes que intervenir de cataratas puedas conocer con antelación las estadísticas de los diferentes centros sanitarios para esa patología, sus indicadores de calidad, sus porcentajes de éxito, las complicaciones que han tenido? Todo sería más fácil. Sobre todo si pudieras elegir en qué centro operarte.

Pongamos de ejemplo nuestro país vecino Francia; el periódico “Le Point” viene, desde hace años, publicando un clasificación de centros sanitarios en función de una serie de parámetros fáciles de medir y con resultados muy claros. 

 



Más de 1.400 establecimientos sanitarios de titularidad pública o privada así como 63 patologías han sido evaluados y clasificados en función de una serie de ítems disponibles en la web del diario (Le Point). El resultado es la mejor herramienta posible al servicio de los ciudadanos para que puedan tomar una decisión acertada en el caso de que tengan que elegir centro sanitario e, incluso, cuando les afecta una determinada patología, saber qué establecimiento sanitario le puede proporcionar una atención con mayor garantía a ese tipo de patología que presenta. 

Para ello los autores se declaran independientes de cualquier tipo de grupo de interés o de presión externa.

Para el año 2013 enviaron un cuestionario a 522 establecimientos sanitarios de titularidad pública o centros privados sin ánimo de lucro concertados con el sistema público y a 574 centros privados además de 46 centros oftalmológicos que realizan cirugía refractiva. Lo fundamental de la encuesta hace referencia a los recursos materiales y humanos capaces de garantizar un nivel de seguridad y calidad en los cuidados en las especialidades de cirugía, cardiología, reanimación-UCI y otras.

En el plazo de dos meses participaron 300 hospitales, 361 clínicas y 13 centros oftalmológicos. Una segunda fase del estudio se basó en los sistemas de información hospitalarios (PMSI), base de datos con más de 23,2 millones de historias clínicas digitalizadas y anónimas de pacientes hospitalizados en un año, (15,8 millones del sector público y 7,4 millones del privado). Permite analizar de manera ajustada los actos médicos y quirúrgicos practicados en estos establecimientos sanitarios. También utilizaron otras fuentes de información y una serie de criterios para establecer la clasificación: actividad, atracción hospitalaria, cirugía ambulatoria y endoscópica, especialización del centro, duración de la estancia, gravedad de las patologías, etc. El resultado final es una nota sobre un máximo de 20 puntos.

El palmarés de centros sanitarios se divide en Regiones, Departamentos administrativos y ciudades cuando lo que se califica es el centro sanitario en su conjunto. Si se trata de patologías se accede al universo y se despliega un menú dónde aparecen los mejores centros para esa patología y la posibilidad de comparar entre todas ellos, teniendo en cuenta que son varios los apartados que el ciudadano pueda revisar para basar su elección.

Las patologías más consultadas fueron la cirugía del pie, el cáncer de mama, las prótesis de cadera, cirugía cardíaca, cirugía de columna, cirugía de próstata, prótesis de rodilla.

Listas de hospitales 2013 

Un método sencillo, transparente, en el que todos compiten en igualdad de condiciones y libres de «contaminación». Una potente herramienta en manos de los pacientes y sus familiares para elegir el mejor centro adecuado a las características de las patologías que deben tratarse. Y una información, a mi juicio fundamental, para que los franceses puedan optar en condiciones óptimas de información.

Ah, claro, en Francia el «presupuesto sigue al paciente».

Si además el sistema de clasificación mencionado u otro cualquiera sobre los mejores centros sanitarios permitiera aumentar el peso asignado a la seguridad del paciente y si es capaz de aislar esta parte para que pueda ser cuantificada de manera independiente (indicadores de seguridad), tendríamos una subclasificación de los hospitales o centros de primaria más seguros o de los centros que tratan esta o aquella patología de manera más adecuada en términos de seguridad del paciente y resultados obtenidos (por ejemplo, riesgos de caídas tras cirugía, úlceras por decúbito, embolias postoperatorias, etc.). 

¿Mejores hospitales para la seguridad del paciente, listados de centros donde se puede abordar con menor riesgo una patología a nuestra disposición? ¡Vamos! ¡Estamos tardando! Versalles nos espera.

 

Comentarios   

# Xose Manuel Meijome 27-06-2014 05:57
Hola José María; sobre estas listas en EEUU escribe una criticas interesantes el blog skepticalscalpel...

Yo comparto la preocupación en 2 aspectos:
1) Fiabilidad presente y futura de la información: Si algo hay bien desarrollado en este país es la picaresca (los "listos") así que es muy seguro que pronto encontrarían la forma de tergiversar los datos o su recogida.
2) Dado el nivel educativo del país (Los informes Pisa sólo ponen en relevancia parte del problema) dudo bastante que más del 60% de la población sepa valorar críticamente esa información y, en los entornos donde sea posible, elegir de forma razonada.

Respecto al modelo de financiación por actividad... es bien conocido por sus puntos flacos (sobreactividad , sesgo de selección...) lo que necesitaría mecanismos de corrección para mantener la orientación al servicio público y fondos para ciertas tareas "estructurales" (formación -pre y post grado-, investigación, recambio de equipos...) pero si, es una opción a valorar pues la financiación presupuestaria "pura" a demostrado también grandes fallos.

Un abrazo.
# José María Ruiz Ortega 27-06-2014 17:57
Buenas tardes Xose Manuel: como siempre has dado en la diana. Nada es perfecto. Evidentemente, tanto la fiabilidad de la información como la "capacidad" de elección pueden estar muy influenciadas, dirigidas. La manipulación de datos es una realidad, su interpretación picaresca una constante. Asimetría de información existe en la actualidad en un porcentaje demasiado alto. Por tanto, la bondad del modelo descrito puede ser puesta en entredicho desde el principio. Es cierto. pero sería ideal poder disponer de resultados; aquellos que sean más transparentes forzarán que otros, que se dediquen a manipular sus datos, sean cada día más cercanos a su realidad. Y el paciente ganará.
Es un paso adelante a la hora de mejorar la seguridad de los pacientes; de eso no me cabe ninguna duda. Y desde luego mejor que lo que tenemos ahora. Gracias por tu comentario. Buen fin de semana. Un abrazo
# Aurora López Llames 29-06-2014 12:30
Mon Dieu! Parece que la lista viene muy "clarita" para el ciudadano. Supongo que como todo, siempre habría "listos" (como dice Xose) que tergiversarían los datos. Supongo que el proceso está realizado con la máxima transparencia posible, sin "contaminación" . No vaya a ser como los rankings que aparecen en revistas de coches o de informática, que quien paga...
Muy bueno el post.
# José María Ruiz Ortega 30-06-2014 06:45
Estimada Aurora: gracias por tu comentario. En este caso concreto, las lista Le Point, desde luego el proceso está "descontaminado ". Podrá usar una metodología más o menos aceptada y la muestra de centros participantes, al ser voluntaria estar algo limitada (no es el caso), pero los revisores son independientes y están del "lado" de los pacientes para facilitarles su elección. Bonjour et merci bien.
# Joana 24-08-2014 20:44
Buenas José María,

El módulo de Iasist de seguridad clínica es poco fiable, sobre todo por una cuestión de interés, no distingue si el evento en cuestión se producto pre ingreso o intra ingreso, lo que en sí es un sesgo que invalida cualquier evaluación o comparativa. Hasta qué no incluyan los Poas en los modelos es un intento de módulo de seguridad. Ojalá lo hagan pronto..
# José María 25-08-2014 05:08
Efectivamente, la validación de un EA previo al ingreso o intrahospitaliz ación debe ser un imperativo para evitar esos sesgos. Existen muchos otros, pero como iniciativa es de aplaudir y animarles a mejorarlas y quizás, con todos mis respetos, hacerlas menos comercial y más científica. Gracias Joana por tu comentario. Un cordial saludo

You have no rights to post comments