Sígueme
SeguridadPaciente

Caminante...

Sálvese quien deba:
La seguridad del paciente

De ilusiones, ganas y fortaleza para seguir aportando al terreno de la Seguridad del Paciente. Continuar el camino iniciado hace ya más de quince años. Pero sobre todo asombrado de los excelentes profesionales que trabajan en este ámbito en la Comunidad Autónoma de Galicia y lo bien que lo están realizando.  Tras nuestro paso por la monumental ciudad de Santiago de Compostela, cruce de caminos y cuna del saber, estamos más que satisfechos del resultado final de del XV Congreso de AEGRIS celebrado los pasados días 11 a 13 de abril.

Largo fue el camino desde mi lugar de residencia hasta allí; mereció la pena. Recibido con lluvia y despedido con un día soleado, nuestro paso por esa capital de la Comunidad Autónoma de Galicia fue fructífero y provechoso. En lo personal, me quedo con las personas con las que he tenido el honor de convivir profesionalmente durante estos días. A la cabeza la Presidenta del Comité Organizador, Cristina Pérez Fernández, subdirectora general de régimen jurídico y administrativo de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia, persona admirable en lo profesional y, además, afable y sencilla en el trato, humana, simpática y un dechado de virtudes imposibles de glosar en estas líneas. Sin esas condiciones y su firmeza en la convicción de que este XV Congreso tenía que llegar a buen puerto, hubiese sido imposible tan siquiera planteárselo. Claro, y su jefe, el Sr. Antonio Fernández-Campa García-Bernardo, secretario general técnico, hombre discreto, tímido, gran persona. Sin su apoyo explícito desde el primer momento tampoco la reunión científica hubiese visto la luz. Su presencia constante en todos los actos y su discurso de clausura en el que nos deleitó con una sencillez y claridad de ideas que hacen factible –a buen seguro- que en su departamento la seguridad del paciente sea una constante en todas las actividades. Y un gran equipo que le rodea. Sin ánimo de ser exhaustivo nombrar a Mercedes Carreras Viñas, subdirectora general de atención al ciudadano y calidad con quien tuve la suerte de compartir mesa en la cena de clausura, una exquisita profesional conocedora a fondo de los entresijos de la calidad y la seguridad, de las “de verdad”, como me gusta denominar, trabajadora de primera línea y lejana al estereotipo de los “pensadores” del sector salud. Tampoco olvidar a Raquel Vázquez Mourelle, subdirectora general de inspección auditoría y acreditación, compañera que tiene la suerte de dirigir un magnífico equipo de personas que componen la inspección allá en esta tierra; de entre estos, destacar a la Dra. Clara Olveira Lorenzo; cuanto saber, clarividencia y capacidad de trabajo a la par que humildad puede tener esta compañera. Si de deporte se tratara, sería uno del los fichajes que propondría a mi equipo para reforzar la plantilla. Finalmente –si me dedicara a recordar todas las personas tan estupendas que he conocido y asistido al Congreso, la lista sería interminable- citar mi agradecimiento a Mercedes Lanza Gándara, subdirectora general de planificación y programación asistencial así como al resto de miembros de los Comités organizadores y científico que hicieron posible el evento; como no, a mi Junta Directiva que al mérito fabuloso de trabajar por mantener muy viva la AEGRIS, les une la capacidad mayúscula que tienen de soportarme.

No podría menos de referirme al Exmo. Sr. Romay Beccaría, Presidente del Consejo de Estado, quien nos amenizó, desde su experiencia y gran humanidad, el discurso de inauguración “Francisco Martínez López”, haciendo un recorrido por la situación sanitaria del país desde su perspectiva actual y su trayectoria profesional. Al Alcalde del Exmo. Ayuntamiento de Santiago quien en tono humorístico nos dio la bienvenida a la ciudad glosando la muy idiosincrática meteorología con que nos había recibido y que lleva acompañándoles desde el mes de noviembre. Y por último mi agradecimiento a la Consejera de Sanidad, Rocío Mosquera Álvarez. Una gran persona y cercana la máxima responsable sanitaria, quien en su discurso de inauguración -conciso pero meridianamente claro-, hizo un repaso sobre la situación sanitaria de la Comunidad Gallega que me deslumbró por lo mucho de recorrido realizado que llevan y lo desconocido que resulta para muchos (al menos para mí) esos avances en su sistema de salud. Destacar la  implantación y uso de las tecnologías de la información y la comunicación en el ámbito sanitario, en concreto me llamo la atención que la historia clínica electrónica es única en todos los centros asistenciales y de la receta electrónica para el 100% de la población. En todas las oficinas de farmacia tienen acceso a la e-receta, lo que permite que se beneficien de ella el 100% de los ciudadanos. Primordial para una mayor seguridad del paciente.
Sobre los aspectos científicos escribiré en una próxima entrada del blog. Dar, pues las gracias por la fabulosa bienvenida y acogida que hemos tenido en esa Comunidad Autónoma para conformar un extraordinario Congreso en pro de una más y mejor seguridad del paciente cada día más necesaria. Y cómo no, a los aproximadamente ciento cincuenta asistentes al mismo; sin ellos tampoco hubiese sido posible. Queda mucho camino por recorrer pero hemos dado un paso más adelante. 
 

 

You have no rights to post comments