Sígueme

A veces

Sálvese quien deba:
La seguridad del paciente

Esta sección quiero dedicarla a recoger contenidos diversos: apuntes, notas, glosas, anotaciones, diatribas (mejor griegas), ideas varias propias o ajenas. Todas ellas sin ánimo de ofender, más bien de entretener, de pasear por temas que me resulten atractivos por cualquier razón no necesariamente importante. De medicina o no; de seguridad del paciente, probablemente tampoco. Algo de gestión sanitaria y mucha de lo que nos rodea. Solo eso. Sin pretensiones.

El término genético se utiliza cuando se hace referencia a la genética; génico, cuando se aplica a lo relativo a los genes, y genómico, a lo relativo al genoma.

Genético es lo ‘perteneciente o relativo a la genética’, entendiendo la genética como la parte de la biología que trata de la herencia y de lo relacionado con ella.

Génico es algo ‘perteneciente o relativo a los genes’. Ejemplo de ello es su uso en el contexto de «Los científicos xxx buscan garantizar el flujo génico mediante la convivencia de las dos especies en la misma zona», en el que se hace referencia a los genes que podrán desplazarse de una población a otra.

Genómico se define como lo ‘perteneciente o relativo a la genómica’, especialidad dedicada al estudio del genoma —que para el Diccionario de términos médicos es la ‘dotación total de los genes presentes en una célula, [...] que constituye el material genético hereditario’—: «Un estudio genómico desvela más de 300 mutaciones del ébola».

 

images-2

Es frecuente encontrar en la prensa ejemplos en los que estas palabras se intercambian a pesar de no ser equivalentes. 

Se recomienda no utilizar estos términos como sinónimos, ya que encierran significados distintos.

El riesgo de imprecisión que se genera así es evidente, incluso entre la clase sanitaria. En algunos casos la diferencia es nimia y una mera cuestión de estilo; en otros casos, el riesgo de confusión puede ser grave. En genética médica se distinguen diversos tipos de “mutaciones genéticas”, como las “mutaciones génicas” (por cambio en la secuencia de bases de un gen o transformación de un alelo en otro), las “mutaciones cromosómicas” (por modificación estructural de un cromosoma) y las “mutaciones genómicas” (por modificación del número de cromosomas en el genoma de un organismo).

El profesional sanitario que no sea capaz de distinguir con precisión entre ‘genético’, ‘génico’ y ‘genómico’ se armará con todas estas mutaciones un lío monumental. 

You have no rights to post comments